Reporting: introducción

Como ya hemos visto en la entrada qué es business intelligence, la fase final de todo proyecto de BI consiste en presentar la información almacenada, de manera que ésta pueda ser entendida y analizada para la posterior toma de decisiones. A esta fase la denominamos Reporting.

La sencilla visualización de los datos nos permite una gestión óptima de cualquier tipo de negocio. Los principales beneficios de un reporte son:

  • Permite hacer comparaciones cronológicas explotando una base de datos historificada. Esta comparación se podrá personalizar a través de los filtros que hayamos introducido en nuestro reporte.
  • Potencia el conocimiento de los usuarios finales. Podemos representar gran volumen de información en un simple cálculo, gráfica o tabla. De esta manera se presentarán los datos de manera clara y sencilla para la posterior toma de decisiones.
  • Visualizar la información a diferentes niveles de agregación. Una de las opciones del reporting es la creación de jerarquías en los datos, que permiten variar el nivel de detalle en la visualización con un solo click.
  • Personalización en función de las preferencias del usuario final (directivo, usuario sin conocimientos técnicos, etc.).

Pero, ¿Cómo recibe los datos una herramienta de reporting? Generalmente, las herramientas de reporting nos permiten acceder a hojas de cálculo excel, a ficheros de texto, etc. Pero cuando hablamos de business intelligence, en términos generales, una herramienta de reporting se conecta a un repositorio de datos expresamente diseñado para la explotación de los mismos (Data Mart), en el que se almacenan los datos extraídos desde las fuentes origen, adaptados y aprovisionados por procesos ETL. La manera de acceder a las bases de datos es vía SQL, pero dependiendo de la herramienta de reporting con la que trabajemos, podemos extraer esta información de dos maneras: mediante consultas SQL editables o bien creando los objetos y sus relaciones en la base de datos.

Best Practices

A la hora de diseñar un reporte hay varios puntos que deberíamos tener en cuenta en la medida de lo posible:

  • Consultas SQL sencillas. Si tenemos la opción de editar nuestras consultas SQL, éstas deben ser lo más óptimas posible. De esta manera evitamos que nuestro reporte sea poco eficiente.
  • Debe ser uniforme. Esto requiere la definición de una paleta de colores, una fuente, un tamaño de filtros, etc para que la totalidad del informe sea homogénea.
  • Evitar un número muy elevado de elementos en nuestro reporte. La visualización debe ser sencilla y no debe estar sobrecargado.
  • Ha de ser intuitivo. Es decir, el aprendizaje del usuario debe ser muy ágil.
  • Debemos priorizar la visualización en un solo dashboard o pestaña. Si queremos que la visualización de la información extraída sea rápida, lo más recomendable es que toda la funcionalidad esté en un solo dashboard. Con esto nos ahorramos que el usuario tenga que navegar para poder ver la información que le interesa.
  • Debe ser dinámico. Que el mantenimiento de un informe sea sencillo depende de lo dinámico que sea el informe, esto quiere decir que el reporte debe ser robusto y no verse afectado por posibles cambios en el origen de los datos.

Herramientas de reporting

Las herramientas con licencia de pago más populares son:

  • Tableau
  • QlickView
  • MicroStrategy
  • Microsoft Power BI

  • SAS Visual Analytics
  • SAP BusinessObjects
  • IBM Cognos
  • Information Builders
  • Oracle BI Publisher

Herramientas Opensource:

  • Pentaho Reporting Designer
  • Weaby
  • Gephi

…entre otras.

En las próximas entradas profundizaremos en el desarrollo de reportes, así como en los componentes de las diferentes herramientas.

1 comentario

  1. Pingback: ¿Qué es una ETL?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.