SCRUM: Las reuniones

En los artículos anteriores vimos los principios, roles y artefactos que forman parte de la metodología Scrum. El objetivo de este artículo es tratar una parte muy importante de dicha metodología: Las reuniones.

Scrum Daily Meeting

Se trata de una reunión diaria, cuyo objetivo es conseguir la transparencia, confianza y un mejor desarrollo en el equipo de forma que se asegure la consecución de los objetivos del sprint. Se lleva a cabo en el mismo lugar, con todos los asistentes de pie y tiene una duración máxima acotada a 15 minutos.
A la reunión asistirá el equipo de desarrollo, el Scrum Master y, de forma opcional, el Product Owner, si bien el rol principal lo lleva a cabo el equipo de desarrollo. Durante la reunión, el equipo de desarrollo ha de dar respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué hice ayer?
  • ¿Qué voy a hacer hoy?
  • ¿Existen problemas o dependencias que eviten mi avance?

Si bien pueden existir preguntas breves que se aclaren de forma rápida y concisa, es importante lograr que el daily meeting no se convierta en una reunión de discusión. En el caso de que sea necesario llevar a cabo una reunión sobre un tema concreto, esta tendrá lugar una vez terminado el daily meeting y acudirán únicamente los miembros afectados por dicha reunión, optimizando de esta manera el desarrollo del equipo.

Refinamiento del Product Backlog

Es una actividad orientada al mantenimiento de la prioridad del Product Backlog, agregación o eliminación de ítems, dividir en ítems más pequeños o agregar en ítems más grandes y, en general, todas aquellas tareas necesarias para mantener un Product Backlog adecuado a nuestras necesidades a lo largo del tiempo.
Esta actividad es muy importante de cara a estar preparados para los siguientes sprints, por lo cual, es especialmente importante preparar los ítems que van a ser implementados próximamente. Si bien el Product Owner es el máximo responsable de dicha actividad, es importante contar con la presencia y aportaciones del equipo Scrum al completo.

Planificación del Sprint

Consiste en una reunión para seleccionar y comprender aquellas tareas que serán realizadas durante el sprint. En la planificación participa el equipo Scrum al completo y tiene una duración acotada de máximo dos horas por cada semana de duración del sprint.
En una primera fase, se define qué trabajo será realizado durante el sprint. En función de la capacidad del equipo y su desarrollo en los sprints anteriores, el equipo de desarrollo decidirá cuánto trabajo va a llevar a cabo. Es muy importante recalcar que ninguna parte (Product Owner, Scrum Master, etc.) puede solicitar más trabajo al equipo de desarrollo del que ellos han seleccionado.
En una segunda fase, el trabajo a realizar ha de descomponerse en tareas más pequeñas cuya duración sea de un día o menos. El equipo de desarrollo es el encargado de asignar tiempos de ejecución a las tareas y para ello existen diversas formas, si bien la más común es la utilización de cartas para la estimación del esfuerzo.
El resultado de la reunión es el Sprint Backlog, es decir, una lista de tareas que van a ser realizadas durante el sprint con los requerimientos de calidad definidos.

Revisión del Sprint

Es la reunión destinada a revisar el incremento de producto realizado durante el sprint. Dicha reunión tiene una duración máxima acotada en una hora por cada semana de sprint. El rol principal de esta reunión es el del Product Owner como máximo responsable del producto, sin embargo es conveniente que asista el equipo Scrum al completo. Existen distintas formas de llevar a cabo la revisión del sprint, siendo muy común la utilización de una “demo” donde se presente el incremento de producto que se ha conseguido mediante la realización del sprint.

Retrospectiva

Se trata de una reunión para revisar cómo se acometió el proceso, la relación dentro del equipo y las herramientas utilizadas. El objetivo principal es identificar áreas de mejora y aquellas cosas que se han realizado bien para repetirlas en los siguientes sprints. De este modo, durante toda la duración del proyecto la metodología nos permite ir mejorando el proceso durante la ejecución de los distintos sprints.
La duración máxima recomendada es de una hora por cada semana de duración del sprint.

Esperamos que la lectura de este artículo sirva para hacerse a una idea de las principales reuniones de la metodología Scrum. En el próximo artículo cerraremos la serie con nuestra visión práctica de Scrum y sus ventajas y desventajas frente a metodologías tradicionales.